El Museo Diocesano de Córdoba: riqueza artística eclesiástica

El Museo Diocesano se encuentra en la calle Torrijos, junto a la Mezquita-Catedral de Córdoba. Ubicado sobre el antiguo Alcázar Califal, ocupa hoy en día la segunda planta del Palacio Episcopal. Se trata de un edificio barroco realizado entre los siglos XVII y XVIII, cuyos vestigios más antiguos descubiertos pertenecen al siglo XV.

En sus diferentes salas, se han expuesto piezas de carácter eclesiástico, cuya cronología abarca desde fines de la Edad Media hasta la etapa Contemporánea. El Museo Diocesano custodia una valiosa selección de obras artísticas traídas no sólo de las parroquias e iglesias, sino también de toda la diócesis cordobesa. Entre su colección se hallan diversas esculturas, pinturas y mobiliario.

El patio principal cumple la función de distribuidor de espacio. A su alrededor se disponen diversas piezas arqueológicas de épocas romana y visigoda, así como capiteles góticos, escudos renacentistas y varios bocetos contemporáneos.

Debido a la actual reforma del inmueble, el Museo Diocesano está cerrado al público, suspendiéndose por ende las visitas. Aparte de este patrimonio cultural y artístico, el visitante puede contemplar maquetas de los iconos más representativos de nuestra ciudad. Entre ellos, la Mezquita-Catedral o un típico patio cordobés con su cruz. Texto: Marta María Cobos García

  • Todo el año

Cerrado por reformas

  • Días de cierre

1 y 6 de Enero, 25 de Diciembre, y todos los viernes, sábados y domingos

  • Entrada

1€ (incluye visita guiada)

  • Calle Torrijos s/n, 14003 Córdoba