La Corredera: la plaza más grande de Andalucía

La Plaza de la Corredera es la plaza cuadrangular más grande de Andalucía, siendo todo un referente en la ciudad. Su acceso hace que se configure como punto de enlace entre las tres zonas más turísticas de Córdoba. 

Desde los platos más tradicionales hasta las tapas más innovadoras se hacen hueco en este rincón de la ciudad. La Plaza de las Tendillas desprende aromas a bohemia y buen vivir. Es de obligado cumplimiento disfrutar de un buen vino bajo sus arcos, al aire libre, sobre todo en los meses de primavera para mitigar el calor cordobés.

Testigo de la Historia

Gracias al hallazgo de mosaicos en su subsuelo, se sabe con certeza la importancia que tuvo el enclave durante el Imperio Romano. Hoy en día están expuestos en el Salón de los Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos. Los trabajos de arqueología han permitido también demostrar la antigua ubicación del Circo Romano.

La estética de la Plaza de la Corredera hace un guiño a su pasado, en el que albergó múltiples celebraciones y festejos. Pero su actividad principal fue la acogida de corridas de toros, de ahí su nombre. Sólo uno de los costados no guarda simetría con el resto, ya que la dueña de las viviendas se opuso a la remodelación del edificio. Se trata de las Casas de Doña Jacinta, cuya fachada resalta sobre todas las demás.

Desgraciadamente, también fue escenario de los terribles actos de fe del Tribunal del Santo Oficio. Con el paso del tiempo, la Plaza de la Corredera dejó atrás su pasado trágico amoldándose a los nuevos tiempos. Hoy disfruta de la venta de productos artesanos y mantiene intacto el Mercado. A modo de curiosidad, cabe destacar la compra de libros al peso entre los stands de toda la vida. Texto: Marta María Cobos García