Iglesias Fernandinas: Santo Domingo de Silos

La Iglesia de Santo Domingo de Silos fue una de las trece iglesias fundadas por Fernando III el Santo, tras la Reconquista de Córdoba.

No se sabe con certeza le fecha en la que se inició su construcción. Como la mayoría de las Iglesias Fernandinas, se reaprovecharon seguramente los restos de una antigua mezquita para profesar el culto cristiano. Es el templo que peor resistió al paso del templo, quedando a día de hoy muy pocos restos arquitectónicos originales. La planta de la Iglesia de Santo Domingo de Silos era cuadrangular y constaba de tres naves relativamente elevadas para la época.

Las numerosas reformas que sufrió la Iglesia de Santo Domingo de Silos la convirtieron en una casa unifamiliar de varias plantas. La torre data del año 1762 y aún sirve de mirador a la casa contigua. Actualmente, cobija la sede del Archivo Histórico Provincial de Córdoba. Este emplazamiento privilegiado, cerca de la Plaza de las Tendillas y del Templo Romano, reúne datos y documentos valiosos de nuestra tierra.

El tesoro artístico de la Iglesia de Santo Domingo de Silos se encuentra repartido entre otros enclaves de la ciudad. La Capilla de San Bartolomé acoge actualmente el retablo, obra de Bernardo de Cabrera. Como curiosidad, en la capilla mayor estaban enterrados los cuerpos de los Marqueses del Villar. La Capilla de la Concepción, de mayor importancia, disponía de elementos similares a los empleados en las capillas de las Iglesias de San Lorenzo y Santiago. Texto: Marta María Cobos García

  • Plaza de la Compañía