La Semana Santa de Córdoba: folclore y fervor popular

Dentro de las fiestas religiosas, la Semana Santa es, sin lugar a dudas, la más celebrada en Córdoba. Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, más de diez mil penitentes representan la Pasión de Cristo. El olor a incienso y la tenue luz de los cirios invaden las calles de la ciudad exaltando el fervor popular. Durante una semana el folclore y la religiosidad conviven respetuosamente.

La Semana Santa de Córdoba es de las más solemnes de Andalucía. Conocida por ser silenciosa y discreta, disfruta de un entorno histórico excepcional. Las empedradas y estrechas calles de la Judería son su escenario predilecto. La Catedral recibe cada procesión, llenándose sus inmediaciones y el Patio de los Naranjos de feligreses y curiosos.

Se vive la Semana Santa cordobesa desde la devoción y la tradición. Tras el paso del Cristo o de la Virgen, se abre un majestuoso pasillo de nazarenos y bandas musicales. Las procesiones son extremadamente respetadas, dejándoles la vía libre en todo momento. Es costumbre dirigirse varias horas antes a los puntos clave de la ciudad para “coger sitio” y esperar el paso.

Hermandades y Carrera Oficial

Córdoba cuenta actualmente con 37 hermandades. Entre las imágenes más admiradas y populares, destacan las siguientes:

El Rescatado (Domingo de Ramos)

– el Cristo del Remedio de Ánimas (Lunes Santo)

Nuestra Señora de la Paz y la Esperanza (Miércoles Santo)

Nuestra Señora de las Angustias (Jueves Santo)

El Esparraguero (Jueves Santo)

La Virgen de los Dolores (Viernes Santo)

Los costaleros son otros de los grandes protagonistas de la Semana Santa cordobesa. Al son del cortejo musical, dan vida a las imágenes con su fe y sudor. En las calles más estrechas o enclaves de difícil acceso, su esfuerzo es aún más aclamado por la multitud.

En Córdoba, las cofradías deben cumplir pautas comunes como la de recorrer la Carrera Oficial. Se trata de un camino bordeado de palcos, tribunas y sillas que pueden ser alquilados al día o semana. La Carrera Oficial también tiene la función de regular el horario de las hermandades. Hasta el año 2016, tenía lugar en el centro de la ciudad, desde la calle Claudio Marcelo (Templo Romano) hasta la Plaza de las Tendillas. Texto: Julia Hachebe